Diseñamos prototipos de Soluciones Basadas en la Naturaleza para la adaptación de colegios y centros sociales a los efectos del Cambio Climático

Es una iniciativa europea iniciada en 2018 con el objetivo de aumentar la resiliencia climática de las escuelas y centros sociales mediante la utilización de Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN). El proyecto está cofinanciado por el programa LIFE de la Unión Europea y sus primeros prototipos se probarán y monitorizarán en tres centros piloto de España y Portugal.

Entre los actuales impactos del cambio climático se encuentran los episodios de olas de calor, cada vez más frecuentes, que afectan a la población más sensible y considerada de riego (niños y ancianos, principalmente), así como también al sector de la edificación. En este sentido, los edificios destinados a la educación y los servicios sociales son vulnerables a estos efectos tan nocivos provocados por el cambio climático. Las elevadas temperaturas que se alcanzan en su interior entre los meses de abril a octubre, constituyen un riesgo para aquellos que los utilizan, sobre todo niños, ancianos y personas con necesidades especiales.

A este problema ambiental y climático quiere plantar cara el proyecto LIFEmyBUILDINGisGREEN, cuyo objetivo principal es contribuir a aumentar la resiliencia de los edificios destinados a la educación y los servicios sociales en Europa. Específicamente, buscan analizar y verificar el impacto de las soluciones basadas en la naturaleza a través de 3 edificios piloto: un colegio en la provincia de Badajoz, Extremadura, un colegio en Alentejo y un centro social en Oporto (ambos en Portugal). Estos edificios actuarán como laboratorios verdes donde se implementarán prototipos basados en la naturaleza, buscando así soluciones de adaptación climática para edificios de ámbito local. 

Por otra parte, el proyecto busca mejorar la base de conocimientos para el desarrollo, evaluación y vigilancia de la vulnerabilidad al cambio climático a nivel de edificio, desarrollando y probando un método común listo para su uso en diferentes regiones europeas.

A través de estas medidas, LIFEmyBUILDINGisGREEN demostrará la viabilidad y transferibilidad de las soluciones basadas en la naturaleza como medidas de adaptación climática sostenible a las partes interesadas de la política, la edificación, el cambio climático, el sector de la edificación y la planificación urbana a nivel local, nacional y europeo.

Para ello cuentan, por ejemplo, con tres propuestas de aislamiento de cubiertas: mBIGWBOX, que consiste en bolsas blancas impermeables con una estructura en su interior y una lámina nodular para el almacenamiento de agua, sustrato y vegetación, con unas aperturas que recogen agua de lluvia, la única que utiliza para su riego. Otra propuesta consiste en diseñar un sistema de bandejas independientes sobre una estructura por encima de la cubierta -que permite su ventilación-, y en ellas fijar el sustrato y colocar diferentes especies autóctonas. El tercer sistema, mBiGBOX, consiste en un pequeño aljibe para recogida de agua de lluvia, que incorpora una maceta sin fondo en el centro que se riega por capilaridad con el agua de lluvia recogida.

Con este proyecto, aseguran, se reducirá el 50% de consumo de agua de riego para cada edificio (lo que supone unos 4,5 metros cúbicos anuales); un aumento de 0,5 hectáreas de zonas verdes sostenibles en cada edificio y la reducción del 50% de los costes de energía para refrigeración y del 10% para calefacción, lo que equivale a unos 1000€ por edifico al año.

FOTO: Salustiano Torre Casado, coordinador general.

VISITE SU WEB