Ha creado el sistema de reciclado del carbón activado que se utiliza en la depuración de aguas contaminadas con cianobacterias para que sea más ecológico y también más rentable

Como fundador de APSU Agua Limpia con sede en Las Palmas de Gran Canaria, el diseñador industrial y desarrollador de productos (UNED) Diego Correa Hidalgo y su equipo de trabajo, han logrado crear un mecanismo eficiente energéticamente en un 98% para limpiar el carbón activado que se utiliza con la finalidad de eliminar bacterias.

Este proyecto ha sido ganador del Startup Europe Awards, en la categoría “Agua” entregado en el Parlamento Europeo además de poseer el sello de Excelencia de la Unión Europea.

“Somos una empresa de desarrollo tecnológico relacionada con el agua, con una buena base para generar economía y trabajo cualificado. Trabajamos en un sistema que elimina las sustancias contaminantes del agua de forma económica, dotándolo de inteligencia para prevenir el derroche y desinfectar las tuberías, sin contaminar el medio ambiente”, explica Correa Hidalgo.

Sabido es que el calentamiento global está generando uno de los más graves problemas medioambientales de Europa y el mundo. Se trata de la aparición de floración de cianobacterias, las que se multiplican en todas las fuentes de agua generando anoxia. Estas cianobacterias no se pueden destruir in situ ya que al hacerlo liberan toxinas mortales llamadas cianotoxinas que, además de matar las especias del ecosistema, representa un gravísimo peligro para los seres humanos que puedan estar en contacto con ellas afectando al sistema nervioso, el hígado y otros órganos. Su toxicidad es hasta 1.000 veces superior a la del cianuro.

El aporte de APSU para este problema mundial es limpiar el carbón activado que utilizan en el proceso de depuración ya que es mucho más ecológico y rentable que los sistemas utilizados por países como Suiza, Alemania, Francia, Inglaterra…

“En el agua encontramos contaminantes que sólo el carbón activado puede atrapar. Pero al hacerlo ese carbón se enferma y debe regenerarse. Nuestra solución APSU es limpiarlo en el mismo lugar donde se utilizan dichos filtros. Ello posibilita su limpieza tras cada uso, prolongando su vida y evitando la quema de madera para una nueva producción. Asimismo, este proceso es mucho más rentable para las empresas responsables del tratamiento de las aguas contaminadas”.

Recordamos que en el marco de la reciente iniciativa Desal+ Startups, Diego Correa Hidalgo alcanzó el segundo puesto por su proyecto titulado "Reactor de hidrólisis por microondas para recuperar el carbón activo usado en los pretratamientos de plantas desaladoras".

Foto: Diego Correa, fundador de APSU Agua Limpia, junto a una unidad prototipo