Los responsables del despacho situado en la capital española no dudan en afirmar que su ideario se basa en cinco premisas: rigor, celeridad, ética profesional, amabilidad y eficacia

 

Abogados Cámara, Villalba & del Valle es un despacho especializado en Derecho Administrativo fundado en Madrid en 2008, donde tiene su sede. Pero, además, presta servicios en toda España, presencialmente (asistencia a juicios y otras actuaciones) y a través de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Cuenta con un equipo de abogados de reconocido prestigio con amplia experiencia en el ámbito docente y el asesoramiento a las Universidades.

Entre sus áreas de especialización destaca el Derecho Universitario y también el Derecho de la función pública y el empleo público. “Defendemos los intereses de los profesores en las diversas etapas de su carrera académica: concursos de acceso, acreditación a los cuerpos docentes, reconocimiento de sexenios de actividad investigadora, etc. También del personal no docente de las Universidades y de las propias Universidades, que frecuentemente demandan nuestros servicios. Sin olvidar los derechos de los estudiantes, recogidos en su propio Estatuto”, destacan.

En el ámbito de la función pública, son un despacho de referencia en materia de oposiciones y concursos, incompatibilidades, régimen disciplinario, etc. Y prestan servicios a empleados públicos de los más diversos cuerpos y escalas: Servicios de Salud, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Policías locales, Bomberos, funcionarios de administración general, etc. Comprenden tanto el asesoramiento como la defensa en juicio ante los diversos órdenes jurisdiccionales: administrativo, laboral, civil y penal (delitos de los funcionarios públicos).

“Nuestro ideario se basa en cinco premisas: RIGOR en el estudio de los asuntos, analizando siempre las posibilidades de éxito de cada acción, a la luz de la legislación y la jurisprudencia más reciente; CELERIDAD en las tareas, pues somos conscientes de que los asuntos tienen para cada cliente la máxima prioridad; ÉTICA PROFESIONAL con los clientes, los Tribunales y las partes contrarias, sin crear falsas expectativas al cliente y actuando siempre bajo el principio de buena fe procesal; AMABILIDAD en el trato con nuestros clientes, manteniéndoles informados de todas las actuaciones y atendiendo sus consultas, personalmente o a través de las nuevas tecnologías; y EFICACIA de nuestros profesionales y colaboradores, teniendo en cuenta siempre los intereses reales del cliente”, afirman.

Por su contrastada participación en temas legales llegados a buen puerto y su acreditada experiencia, Abogados Cámara, Villalba & del Valle recibe el Premio de Ley 2018 en la categoría Derecho Universitario.

VISTE SU WEB