Una de las áreas fuertes del bufete dirigido por la abogada Antonia Barba García es la labor desarrollada en el ámbito internacional, donde cuenta con la colaboración del experto Emilio Ginés Santidrián

El despacho Barba García Abogados con sede en Málaga, atiende desde hace dos décadas diferentes gestiones jurídicas en Derecho Civil, Penal, Tributario, Administrativo, Mercantil, Bancario y Derecho Internacional, así como reclamaciones a empresas navieras, una de sus especialidades.

Dirigido por la abogada Antonia Barba García, el bufete multidisciplinar cuenta con un equipo de letrados especializados que apuestan por la atención personalizada de sus clientes para orientarlos en la toma de decisiones acertadas en cada situación y momento, reclamando derechos o estando al día con sus obligaciones legales.

Una de las áreas fuertes del bufete Barba García Abogados es la labor desarrollada en el área internacional, ante el Comité de Derechos Humanos, Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y Tribunal de Estrasburgo. En la actualidad se están cursando comunicaciones por desahucio, por discriminación entre los perjudicados, ante falta de criterios orientadores para la determinación de indemnizaciones, en el caso del accidente ocurrido a bordo del buque Costa Concordia, demanda ante el TEDH por indefensión ante la negativa de un tribunal español de dar un plazo razonable al abogado de la defensa para instruirse de la causa, etc.

En esta área el despacho cuenta con la colaboración del prestigioso abogado Emilio Ginés Santidrián, experto en Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Desde el 2006  representante de España ante el Consejo de Europa en el Comité Europeo de Prevención de la Tortura en Estrasburgo (CPT).  Desde el 2009 miembro del Subcomité de Prevención de la Tortura de Naciones Unidas (SPT).

Una de las sentencias más sonadas hace una mención especial a la condena a España por el Comité de Derechos Humanos de la ONU por incumplimiento del Pacto de Derechos Civiles y Políticos de Nueva York, al entender que el recurso de casación ante el Tribunal Supremo no cubre las exigencias del principio de doble instancia penal, ya que no permite revisar las pruebas del juicio. El Comité de Derechos Humanos aceptó la demanda de su abogado, Emilio Ginés Santidrián, pese a que habían transcurrido más de dos años desde la sentencia del Supremo y a que no había acudido al Tribunal Constitucional.

Foto: La letrada Antonia Barba García en la sede de la ONU (Ginebra)

VISITE SU WEB