La presencia de la firma en restaurantes y hoteles de prestigio es cada vez mayor, donde el cliente final puede disfrutar de un agua de gran calidad,  fría, natural y con gas, en envases exclusivos de cristal reutilizables que no generan residuo en cada uso

 

Agua KmZero ha revolucionado el sector del agua en los últimos años, ofreciendo alternativas sostenibles en los diferentes canales donde hoy encontramos un elevado consumo de agua como son el canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías), colectividades y grandes corporaciones.

La marca ofrece un servicio 360º a sus clientes, tras la filosofía “del agua nos encargamos nosotros”, gracias a complejos sistemas de filtración que permiten aprovechar el agua local, optimizando sus características organolépticas y generando un Agua KmZero, libre de conservantes, olores o sustancias que puedan afectar a su sabor.

En el último año la empresa, que hoy cuenta con más de 30 trabajadores y presencia en las diferentes ciudades españolas,  se ha centrado en crear un equipo especialista en sostenibilidad para grandes corporaciones, ofreciendo las mejores soluciones para algunas de las mayores empresas del país, donde sus trabajadores disfrutan de un Agua KmZero de gran calidad, sin generar una huella medioambiental negativa al consumirla.

Josep Puig,  director general de la firma;  Iván Bergés, director comercial y Agustí Puig, director de operaciones, afirman que “los objetivos en materia de sostenibilidad para las grandes corporaciones son muy ambiciosas e importantes para la sociedad, aunque en muchas ocasiones confusas, debido a la diversidad de soluciones de dudosa efectividad que existen en el mercado”. Asimismo, agregan: “Apostamos por ofrecer claridad a todas estas soluciones y asesorar a los cliente con el objetivo de conseguir una transición que genere un impacto positivo en todos los niveles”.

La presencia de Agua KmZero en restaurantes y hoteles de prestigio es cada vez mayor, donde el cliente final puede disfrutar de un agua de gran calidad,  fría, natural y con gas, en envases exclusivos de cristal reutilizables que no generan residuo en cada uso.

“Es de destacar que el agua de abastecimiento público que llega hasta nuestros establecimientos cumple con los criterios de potabilidad que establece el Real Decreto 140/2003. Su tratamiento se basa en un análisis físico químico de determinados parámetros del agua de red, que se encuentra relacionado con la percepción que generalmente poseen los consumidores sobre el sabor de la misma, como puede ser la salinidad, concentración de cloro, etcétera. En Agua KmZero optimizamos sus características organolépticas, a través de sofisticados sistemas de filtración (que cuentan con certificación UNE14910) antes de servirla al cliente final”, afirma Josep Puig.

Todos los establecimientos que sirven Agua KmZero tienen implantado un análisis de puntos críticos y de control (APPCC) según Reglamento Europeo 852/2004.  Entre las medidas de control destaca el plan de revisiones, mantenimientos e higienización de todos los equipos implicados en el suministro.

VISITE SU WEB