"Llegamos hasta aquí por el dinamismo que siempre caracterizó al despacho y porque nos adaptamos a la cambiante realidad social"

 

Con más de 40 años de experiencia, Rúa Abogados se ha posicionado como un despacho de abogados de referencia en el Derecho Bancario de España, con un éxito del 98,89% en la vía judicial, representando a miles de perjudicados por comercialización de productos bancarios.

 El bufete cuenta con oficinas en toda Galicia y en las principales ciudades de España, además de disponer de una red de despachos asociados a lo largo del Cantábrico y un despacho asociado en Bruselas, para cubrir las diversas necesidades de sus clientes en el contexto europeo.

Liderado por Pablo Rúa, Socio-Director de la firma, Rúa Abogados ha creado un equipo especializado que representa a miles de afectados por la contratación de todo tipo productos bancarios, recuperando más de 40 millones de euros para los clientes afectados por cláusulas suelo, hipotecas multidivisas, productos estructurados, preferentes, subordinadas, acciones y/o bonos convertibles –como los bonos del Popular–, entre otros.

“Sin duda, llegamos hasta aquí por el dinamismo que siempre caracterizó al despacho y porque nos hemos adaptado a la cambiante realidad social. Somos innovadores, tanto en el modelo de negocio, con un despacho adaptado a los nuevos tiempos, como en la adaptación a los nuevos modelos de justicia restaurativa o justicia relacional”, señala Pablo Rúa.

Rúa Abogados comienza su andadura en Galicia, en 1974, de la mano del Socio Fundador Luis Rúa Rodríguez. En sus primeros años, el despacho creció en torno al Derecho civil; dirigiendo innumerables litigios de responsabilidad civil, derechos reales y servidumbres, todas ellas materias propias de esa comunidad autónoma; así como del Derecho penal. Con la llegada de los accesos terrestres a Galicia, se creó el área especializada en expropiaciones, defendiendo los intereses de cientos de afectados, dando paso así, a una sólida reputación dentro del Derecho Administrativo.

Desde sus inicios, se ha apostado por la especialización del despacho y, como señala Luis Rúa, “por los clientes; el ´feedback` ha sido una gran fuente de conocimiento y cada día aprendemos algo nuevo de nuestros clientes para así mejorar el servicio que ofrecemos”.

Actualmente, la firma cuenta con un equipo de más de treinta personas; abogados, su equipo propio de procuradores, personal administrativo, informático y de marketing, distribuidos en sus oficinas.

El bufete y todos sus profesionales, apuestan por la digitalización del despacho y la introducción de tecnologías disruptivas, sin perder de vista sus valores tradicionales; como el compromiso, la transparencia o la experiencia, con más de cuatro décadas defendiendo los intereses de sus clientes.

VISTE SU WEB