Esta institución nació en el seno de la entidad socio-cultural Circo de Artesanos y su apertura de puertas al público se realizó el 20 de junio de 1886

La Cocina Económica de La Coruña fue inaugurada el 1 de mayo de 1886 en el local de una vieja tahona. Fueron sus creadores: Teodoro Baró, a la sazón Gobernador Civil de la provincia de La Coruña, el doctor Ramón Pérez Costales y el político Antonio Lens Viera. Esta institución nació en el seno de la entidad socio-cultural Circo de Artesanos y su apertura de puertas al público no se realizó hasta el 20 de junio de ese año 1886. Sin haber cerrado ni un solo día desde entonces y tras sortear algunos momentos de dificultad, actualmente cuenta con una estabilidad económica, que se ha materializado en la creación de nuevos servicios, proporcionando comidas, alimentos e higiene a personas con nulos o escasos recursos.

 La Cocina Económica realiza los 365 días del año: 4 servicios de comedor; y todos los días excepto domingos y festivos 3 servicios de aseo personal. Los números, aunque fríos, dicen que ofrecen diariamente: 120 desayunos; 1.200 raciones para 260 familias; 250 menús en el comedor; 250 bocadillos para la merienda-cena; ducha, vestimenta y lavado de ropa para 90 personas en el local denominado Servicio Integral de Aseo; la atención de un Trabajador Social que atiende a 20 personas; y, además, 50 personas acuden al Centro de Día o Punto Solidario, lugar de descanso y esparcimiento.

 La Asociación tiene una Junta Directiva compuesta por 7 miembros del consejo (cargos honoríficos no remunerados) y 18 empleados que se dividen por puestos: 10 en cocina y almacén, 5 en el resto de servicios y 3 en administración.

 Su sede social está en la céntrica calle coruñesa de Cordelería nº 10, los comedores en la calle Socorro nº 49 y el Servicio Integral de Aseo en la calle Socorro nº 51, estos tres locales están funcionalmente anexionados entre sí. Aparte dispone de tres locales de reparto de comidas en los barrios periféricos coruñeses del Castrillón (calle Cerca, nº 30), el Birloque (Av. Glasgow, nº5) y la Sagrada Familia (pista polideportiva de la calle Sargento Provisional). También nos detallan y agregan: “Nuestro proyecto, con el objetivo de ofrecer más servicios, es mejorar y ampliar las instalaciones”.

 Es una de las entidades con más arraigo en la ciudad coruñesa por su reconocida labor en diversos ámbitos de la sociedad local e incluso estatal, que le ha reportado varias distinciones, fruto de su trayectoria ininterrumpida de 130 años. Y este año recibe el merecido Premio Cantábrico Excelente 2016 en la categoría Solidaridad.

VISITA SU WEB