La apuesta es satisfacer la demanda del sector que elige un alimento más natural, menos procesado, sin aditivos, colorantes u otros componentes artificiales

 

Aventura, pasión y persistencia, define a la empresa Kalekói y a sus mentores Susana Aguiar y Álex Moure. Una idea hecha realidad que tiene como protagonista a una de las materias primas de mayor calidad que existe en Galicia: la leche. Postres de yogur y otros más clásicos, con mermeladas artesanales, son los productos estrella elaborados de forma tradicional en Lalín, Pontevedra.

“Nacimos en el interior gallego, en un entorno rural. Somos titulados en Ingeniería y tenemos formación en dirección e innovación empresarial. Luego de algunos años trabajando en otros negocios, volvimos a casa para mostrarle al mundo las cualidades de nuestra tierra”, afirma Susana Aguiar, directora gerente de Kalekói e hija de ganaderos.

En 1974 los abuelos volvieron a su aldea después de ocho años de emigración en Francia e invirtieron todos sus ahorros en la compra de tierras que les permitirían alimentar a sus primeras siete vacas. Es en ese momento cuando nace su ganadería, que más tarde pasará a manos de sus hijos, y que ahora ofrece una excelente materia prima a Kalekói. “Nosotros somos la tercera generación de una familia 'de la leche', que nos hemos propuesto retomar los sabores de antaño sin olvidarnos de las nuevas combinaciones y diseños innovadores”, agrega Álex Moure, socio fundador de la empresa.

Una vez definido el sector, contactaron con posibles proveedores de maquinarias, envases, mermeladas…Al mismo tiempo, iniciaron los trámites para obtener las licencias específicas. El paso siguiente fue visitar a artesanos de Asturias, País Vasco, Cantabria, La Rioja y Cataluña quienes les recomendaron cómo perfeccionar los productos.

El obrador donde se fabrican los yogures y la leche entera 100% gallega que comercializan, les ofrece versatilidad. Por esa razón, el paso siguiente será ampliar la variedad en desnatados. La apuesta es satisfacer la demanda del sector que elige un alimento más natural, menos procesado, sin aditivos, colorantes u otros componentes artificiales. La variedad de yogures “tentación”, envasado en tarrinas de vidrio, es un postre formado por una combinación de base muy cremosa y mermeladas de frutas gallegas que varían según la temporada, entre ellos actualmente podemos encontrarlos con mermelada de frutos del bosque, arándanos, physalis y sauco. En este mismo formato también han sacado ediciones limitadas de sabores más sorprendentes como son yogur con mermelada de grelos, especial para la Feria del Cocido de Lalín o el yogur con mermelada de uva y virutas de oro, especial para la navidad. En su otra gama tampoco faltan los sabores más habituales, como fresa y manzana, se trata de una línea más clásica y ligera, que está envasado en cartón parafinado.

Kalekói ha recibido ya otras distinciones como son el primer Premio en el Concurso de Proyectos Empresariales de Semente de Monforte en 2016; el Premio al Emprendimiento Empresarial, otorgado por la Asociación de Empresarios de Deza en 2016 y el Premio al Joven Empresario de Galicia 2016, otorgado por AJE Galicia.

VISITE SU WEB