“Creemos en lo que hacemos y, créanme, queda mucho por hacer"

 

El despacho Emilio Ortiz Abogados tiene una especialización muy concreta. Representa a afectados por prótesis y productos biosanitarios e implantes aunque también trabaja en otras áreas del Derecho. Esta firma jurídica fue pionera en conseguir la primera sentencia condenatoria contra la multinacional Johnson&Johnson, fabricante de 93.000 prótesis defectuosas –3.000 de ellas en España–, que se habían implantado en el mundo entre 2005 y 2010. En la actualidad representa a la asociación de afectados de la empresa Traiber, investigada por fabricar prótesis de cadera sin las preceptivas normas de higiene ya que adolecen de defectos graves que aceleran su ruptura. Puede haber unos 6.000 afectados en toda España.

Emilio Ortiz cuenta con una amplia capacidad operativa en toda la geografía española, y con despachos colaboradores al más alto nivel en todas las ramas de la Abogacía. Todas estas razones le han hecho merecedor del Premio El Suplemento 2015 en la categoría de Derecho Médico y Sanitario. Su director general, Emilio Ortiz, recogió el galardón de manos de Antonio Queijeiro.

«No lo recibo a título personal. Quiero compartirlo con todos los que trabajo codo con codo, así como con todas las instituciones y entidades que nos ayudan», señaló. «No es una tarea fácil. Creemos en lo que hacemos y, créanme, queda mucho por hacer».

Las demandas interpuestas y las reclamaciones no se han dirigido, o se dirigen, únicamente contra el gigante estadounidense. Durante muchos años se ha permitido la fabricación y comercialización de productos que no garantizan la seguridad necesaria, y para evidenciar esas carencias este despacho cuenta con el apoyo de los mejores equipos de investigación europeos. Por ejemplo, ha encargado sendos estudios a diferentes expertos con el fin de verificar el alcance de las lesiones que padecen sus representados. Esas investigaciones servirán como base para las reclamaciones judiciales ya emprendidas y controlar simultáneamente la sintomatología de los pacientes representados, y eventualmente reabrir en un futuro los casos.

Además, el despacho está realizando otras pesquisas en materia de implantología y salud bucodental. Emilio Ortiz Abogados cuenta con sedes en Málaga, Marbella y Barcelona y con una red de despachos colaboradores en Madrid, A Coruña, y Vigo. Dispone, asimismo, de la asistencia de diferentes universidades de nuestro país, así como los mejores equipos de valoración del daño corporal y psicológico, y otros centrados en prestar el amparo necesario a los afectados en nuestro país.

VISITE SU WEB