“Somos un referente internacional por nuestra capacidad para desarrollar proyectos y soluciones de ingeniería de máxima complejidad, garantizando los mayores niveles de competitividad, calidad y satisfacción del cliente"

 

Emesa, la empresa coruñesa fundada en 1958 ha cambiado radicalmente su modelo de negocio tras la adquisición en 2015 por parte de Grupo SOIL. Partiendo de las capacidades existentes de ingeniería y fabricación de estructuras metálicas, Emesa ha emprendido el camino hacia la productividad, la automatización y la búsqueda de nichos de mercado en la industria, dando pasos de gigante hacia el valor añadido.

Actualmente Emesa exporta el 70% de la producción trabajando en sectores con los más exigentes baremos de calidad, como el Oil&Gas o el nuclear.

“Somos un referente internacional por nuestra capacidad para desarrollar proyectos y soluciones de ingeniería de máxima complejidad, garantizando los mayores niveles de competitividad, calidad y satisfacción del cliente”, afirma Luis Mingo director general de la empresa situada en Coirós, A Coruña.

La compañía cuenta con proyectos en países como Bélgica, Francia, Malta o Argelia. La estación de tren de Utrech en Holanda, la estación de Lieja en Bélgica o  la Filarmónica de Paris, son ejemplos de las obras en las que Emesa participa.

“Procuramos la máxima satisfacción del cliente, ofreciendo liderazgo fundamentado en empleados cualificados, la tecnología más avanzada y actuando con integridad en todo lo que hacemos”, agrega el director.

En sólo 2 años, Emesa ha logrado duplicar sus proyectos y volumen de negocio así como aumentar la plantilla para asegurar los mayores niveles de calidad, integridad y competitividad. A sólo 30 kilómetros de los puertos de alta capacidad de A Coruña y Ferrol y con excelente comunicación con la autovía A-6 y la autopista AP-9 para facilitar el traslado de grandes estructuras, la empresa dispone de modernas instalaciones, inauguradas en 2004, con 32.000 m2. construidos en una parcela de 109.000 m2.

Emesa ha colaborado, además, en importantes proyectos de grandes arquitectos e ingenieros de prestigio, desarrollando la ingeniería de fabricación y montaje como por ejemplo aeropuertos o estaciones de AVE. Asimismo, con estructuras metálicas para infraestructuras como viaductos, puentes, pasarelas…y para el sector edificación: palacios de congresos y exposiciones, edificios para usos culturales y un largo etcétera.

La nueva dirección, sumó para el refuerzo de la productividad, el lanzamiento de una línea de negocio para la construcción de módulos para el sector energético, donde ya ha logrado un contrato para fabricar una novedosa planta modular para el tratamiento de lodos destinada a la industria petrolífera.

VISITE SU WEB