Nuevas instalaciones, mayoría de edad y premio nacional se unen para hacer de 2018 un año de éxito y crecimiento empresarial para esta firma y su entorno

 

Coincidiendo con la celebración de dieciocho años de historia empresarial y con la entrega de este nuevo galardón, Embumar inaugura este mes sus nuevas y amplias instalaciones en el Parque Científico Tecnológico Agroindustrial de Jerez de la Frontera, Cádiz, donde contará con más de seis mil metros cuadrados y moderna maquinaría adaptada a los procesos productivos de sus actuales y futuros productos. Este logro por fin permitirá a José Viva hacer realidad la “Gama de Embumares”, una amplia variedad de embutidos del mar, sanos y nutritivos, un proyecto que mantenía en reserva para cuando dispusiera de las condiciones tecnológicas necesarias para su elaboración y distribución a gran escala.

Nuevas instalaciones, mayoría de edad y premio nacional a la innovación alimentaria, se unen para hacer de 2018 un año de éxito y crecimiento empresarial para esta firma y su entorno.

La empresa andaluza Embumar, creada en 1999, en Sanlúcar de Barrameda por el emprendedor José Viva Sánchez, director general, alma y motor, es hoy una compañía de proyección nacional e internacional; una empresa que busca tanto la innovación tecnológica como la continua creación de productos a partir de aprovechamientos sostenibles de productos de la pesca. Embumar ofrece alimentos de éxito a base de materias primas seleccionadas y procesos productivos patentados. Alimentos naturales, seguros, saludables (con alto contenido proteico y en omega 3) y precios asequibles.

Recordemos que los “embumares” son embutidos del mar, 100% naturales, que se elaboran con materias primas seleccionadas en origen y de reconocido valor nutricional. Los primeros en comercializarse fueron de huevas de pescado (merluza y bacalao). Las huevas estaban desaprovechadas comercialmente, pues sólo se utilizaban aquellas que se podían cocer enteras, desechándose un alto porcentaje (todas aquellas cuya membrana estuviera deteriorada) hasta que José Viva, con el ingenio y el tesón suficientes, halló la manera de embutirlas y conservarlas sin añadir conservantes. Con el tiempo, se fueron sumando otros embutidos a base de pulpo, choco, mariscos. Hoy se agregan otros igualmente sabrosos, naturales y sanos como el chorizo del mar y la salchicha de salmón.

Asimismo en Embumar la formación cualificada de su equipo profesional es una necesidad cuidada  dado los exigentes requerimiento de sus procesos productivos.

Entre las prioridades estratégicas de Embumar está la obtención de una tecnología innovadora, adaptada a sus especiales procesos y eficiente en resultados y recursos. Las nuevas instalaciones permitirán reducir ostensiblemente los costes energéticos, minimizar el impacto ambiental de su actividad productiva, y fortalecer las medidas de seguridad laboral y alimentaria.

Así pues, pocos premios pueden representar mejor el afán de superación tecnológica y de creación alimentaria de Embumar que el Premio Nacional a la Innovación Alimentaria

VISITE SU WEB