“La enseñanza en el entorno clínico es la base de la enseñanza de la medicina, porque es muy motivadora y favorece, además, la enseñanza del profesionalismo”

 

El profesor Jesús Millán Nuñez-Cortés es doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, y Doctor en Farmacia por la misma universidad. Sus primeros años como catedrático de medicina los desempeñó en la Universidad de Cádiz. Actualmente, es Catedrático de Medicina Interna de la Universidad Complutense de Madrid, jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Gregorio Marañón, así como director de la Unidad de Riesgo Cardiovascular en el mismo. 

Ha sido director Médico del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, y actualmente es el jefe de estudios de Formación Sanitaria Especializada. Fue el primer responsable del área de Formación en la Agencia Lain Entralgo de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid tras su creación.

Entre todas las asociaciones y organizaciones científicas a las que pertenece actualmente el profesor Jesús Millán, se pueden destacar las siguientes: Sociedad Española de Arteriosclerosis, de la que ha sido su presidente; Sociedad Iberolatinoamericana de Arteriosclerosis, de la que ha sido su presidente; Sociedad Española de Educación Médica de la que es presidente electo. Ha sido nombrado Fellow del Royal College of Physicians en Londres y del American College of Physicians en Philadelphia, y pertenece a la Academia de las Ciencias de Nueva York, y a la Academia Médico Quirúrgica Española 

En relación a su carrera académica, el Dr. Millán dirigió 97 tesis doctorales y ha sido editor y autor de más de 50 libros y monografías. Asimismo, publicó cerca de 400 artículos científicos y es autor de más de 600 comunicaciones en revistas nacionales e internacionales.

Dirige la cátedra extraordinaria de Educación Médica en la Universidad Complutense. Por ello, consultado sobre cómo debe formarse el estudiante en el hospital, señala: "Es preciso definir las competencias a alcanzar y establecer cómo y cuándo se aprenden. También es preciso facilitar los métodos para aprenderlas y hay que diseñar métodos de evaluación de las mismas para conocer el resultado de la enseñanza y del aprendizaje"; porque, agregó: “La enseñanza en el entorno clínico es la base de la enseñanza de la medicina, porque es muy motivadora y favorece, además, la enseñanza del profesionalismo. El hospital es el aula natural para enseñar Medicina, que debe enseñarse al lado del enfermo”. Es de las personas que piensan que el futuro de la medicina está condicionado, en gran parte, por el presente de la educación médica.

VISITE SU WEB