“Las células madre, al tratarse de material propio, difícilmente causa rechazo o complicaciones, por lo que estamos ante un tratamiento altamente efectivo y seguro”

 

El Dr. Ernesto Delgado Cidranes es Neuroanestesiólogo y especialista en el tratamiento del Dolor. Es CEO y fundador de la Unidad del Dolor Internacional de Madrid y pertenece a la cátedra de Alta Tecnología Aplicada a Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, así como editor de la Journal Pain Management and Therapy.

Posee una experiencia de más de 25 años dentro de la que se desempeña como asesor y revisor de la AIUM (American Institute of Ultrasound in Medicine) y como miembro del Comité Organizador de las Conferencias Mundiales de Dolor. Es jefe de Servicio Unidad del Dolor del Hospital La Milagrosa, jefe de Servicio Unidad del Dolor Hospital Los Madroños y Anestesiólogo del Hospital Universitario RUBER Juan Bravo. Recientemente ha comenzado a colaborar con la Clínica CEMTRO de Madrid.

Ejerce como docente en Ecografía Avanzada, y es director del curso internacional "The Art of Lung Ultrasound". Forma parte del equipo de Neuromodulación y Neuroestimulación Cerebral Profunda No Invasiva para el tratamiento del dolor. 

Asimismo, tiene experiencia de más de diez años con las terapias regenerativas incluyendo Células Madre Mesenquimales, Plasma Rico en Plaquetas, Factores de Crecimiento, Fat Transfers y Ácido Hialurónico.

En este aspecto podemos decir que es el director del Capítulo Europeo de la Sociedad Internacional para Aplicación de Células Madre ( ISSCA- International Society for Stem Cells Aplications)

La terapia con células madre obtenidas de la médula ósea del propio paciente, ha ido ampliando su campo de acción hasta llegar a ser utilizada en tratamientos del dolor. En este ámbito se ha comprobado su eficacia, «convirtiéndose en una solución válida para pacientes en los que se ha descartado la cirugía o se precisa abordar el deterioro de un tejido dañado», explica el Dr. Delgado Cidranes y afirma que: “Al tratarse de material propio, difícilmente causa rechazo o complicaciones, por lo que estamos ante un tratamiento altamente efectivo y seguro”.

“La técnica que utilizamos en nuestro hospital es la obtención por punción de la cresta ilíaca, cuya localización es fácil. Los anestesiólogos estamos muy familiarizados con las referencias anatómicas que necesitamos para realizar la punción guiada por ecografía, que es la que nosotros utilizamos pues es la más certera, garantizando un único pinchazo”, señala Delgado. Se trata de un procedimiento desarrollado en quirófano, que consta de unos minutos y es totalmente ambulatorio, pues no precisa ingreso. Como todo proceso en el que es necesaria una intervención, “necesita de una visita previa a consulta y de un consentimiento informado. Actualmente estamos bioestimulando las células madres con terapias adyuvantes como la radiofrecuencia no invasiva”, concluye. 

VISITE SU WEB