Desde su clínica privada el Dr. Diego Sánchez abarca servicios como Unidad de Endoscopias, ecografía digestiva, prevención de cáncer de cólon, dietética y nutrición, entre otros

 

El Dr. Diego Sánchez Muñoz es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla (1999), especialista en Aparato Digestivo desde 2005. Actualmente, es Jefe de Servicio de Aparato Digestivo y Unidad de Endoscopias del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón (Sevilla).

Asimismo, es director médico y fundador del Instituto de Especialidades Digestivas (INEDI), grupo con más de 15 años de experiencia en el campo del Aparato Digestivo, que comparte actividad en distintas ciudades, entre ellas, Sevilla y Algeciras. En esta última abrió hace un año el centro de especialidades digestivas que lleva su nombre. Su localización en el centro de Algeciras, los hace referentes en toda la comarca del Campo de Gibraltar y Ceuta.

La Clínica Dr. Sánchez Muñoz es, por lo tanto, un centro dedicado a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del Aparato Digestivo. Para ello, cuenta con un equipo multidisciplinar de profesionales que garantizan una atención completa, cuidada, rápida y eficaz a sus pacientes, así como tecnología de última generación.

Desde su clínica privada, el Dr. Diego Sánchez, abarca servicios como Unidad de Endoscopias, ecografía digestiva, prevención de cáncer de cólon, dietética y nutrición, entre otros. Además, realizan tratamiento endoscópico de sobrepeso y obesidad, siendo expertos en endoscopia bariátrica, y pionero en implantación de métodos endoscópicos como balón intragástrico, método Pose o método Apollo.

El Dr. Sánchez es pionero en la implantación del método Endosleeve (Apollo), técnica que se utiliza para tratar problemas de obesidad. Este último obedece a una intervención que consiste en realizar suturas en la pared del estómago mediante un dispositivo que se introduce por vía endoscópica, evitando la necesidad de incisiones o cirugía abierta. De esta forma, se reduce la capacidad gástrica, provocando saciedad precoz. Este sistema reduce los periodos de recuperación en comparación con la cirugía bariátrica tradicional, permitiendo una rápida reincorporación del paciente a sus actividades cotidianas y sin afectar al aspecto estético, ya que al tratarse de una intervención endoscópica, no existen cicatrices externas.

Al igual que el resto de métodos endoscópicos para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad, el éxito del tratamiento viene dado por un seguimiento posterior por un equipo multidisciplinar formado por gastroenterólogo, nutricionista y psicólogo.

 VISITE SU WEB