“El aspecto diferenciador de nuestra empresa es el compromiso con la calidad de nuestros productos, tanto por la materia prima de los productos, como por la forma de elaborarlos"

La empresa Delicatessen La Ermita se creó en el año 2000 y empezó a comercializar los productos que elabora en la primavera de 2002. Los hermanos  Amparo, Cándido y Ramón Salmón García de los Salmones, son los fundadores.

Todo empezó en Cantabria a finales de los años 80 cuando deciden transformar la casona y la tienda de ultramarinos y taberna que  tenían sus padres, en una hostería que llamaron La Ermita 1826. Con el éxito alcanzado en este negocio, a principios de ´90 adquieren un nuevo negocio que consigue la misma buena acogida del anterior. Por esa razón sumaron, también, la puesta en marcha de catering y otros servicios, todos relacionados con la cocina.

El  sector de alimentación de calidad es su fuerte. Fabrican yogures, postres lácteos, repostería,  mermefrutas, platos de cuchara, croquetas congeladas de una amplia variedad y un largo etcétera. Todo natural, sin conservantes ni aditivos.

“El aspecto diferenciador de nuestra empresa es, indudablemente, el compromiso con la calidad de nuestros productos, tanto por la materia prima seleccionada  que utilizamos como por la forma de elaborarlos, se hace a mano todo lo que hay que hacer a mano, sólo se mecaniza  lo que no supone un valor añadido al producto”, explica Amparo Salmón.

Por esta labor, Delicatessen La Ermita recibe el Premio Cantábrico Excelente 2016 en la categoría Alimentación.

El personal que trabaja en producción en su mayoría  son cocineros y cocineras, con experiencia en restaurantes. Suman 70 las personas que conforman la compañía, entre administración, producción y comercialización. Trabajan con grandes cadenas de distribución en todo el territorio español pero también se encuentran sus productos en el comercio tradicional y a través del canal  Horeca. Además realizan envíos al exterior tanto puntuales como regulares,  un ejemplo es que se los puede encontrar  en La Grande Epicerie de Paris, considerado una institución dentro de la gastronomía.

Asimismo, a corto plazo tienen previsto aumentar el posicionamiento de sus roductos en el mercado y continuar desarrollando nuevas referencias. A largo plazo “ser un referente de la alimentación en España”, enfatizan.

VISITE SU WEB