Es la mayor cooperativa arrocera de España con aproximadamente 800 socios y 13.000 has, lo que la convierte en una empresa de referencia para el sector y para conseguirlo, ha sido fundamental el compromiso de buenas prácticas agrícolas

 

Arrozúa, S.C.A. es una cooperativa andaluza, situada en el municipio sevillano de Isla Mayor, en el entorno del Parque Nacional de Doñana, dedicada al secado y almacenaje, elaboración y comercialización de arroz cáscara y blanco.

Es la mayor cooperativa arrocera de España con aproximadamente 800 socios y 13.000 has, lo que la convierte en una empresa de referencia para el sector. Para conseguirlo, ha sido fundamental el compromiso de buenas prácticas agrícolas que el socio ha contraído con la cooperativa, dando como resultado un producto de máxima calidad y unas producciones en campo muy elevadas, que hacen a esta zona ser la de mayor producción a nivel nacional.

Desde sus orígenes hace más de 30 años, han trabajado para ayudar al agricultor a producir arroz con excelentes cualidades dando un paso más, al llevarse a cabo la construcción de una planta de transformación de arroz cáscara a blanco. Cuentan en la actualidad con 100.000 metros cuadrados de instalaciones, una capacidad de almacenamiento de 130.000 toneladas, una planta de descascarado con capacidad para 35.000 kg/hora, siete secaderos mecánicos, un molino para arroz blanco con capacidad de 15.000 kg/ hora y planta de envasado con máquinas que van desde el envase de 1 kg a envases de gran capacidad tipo big bags.

Comprometidos con la Sostenibilidad Medioambiental, apuestan por la Producción Integrada iniciada en el cultivo y continuando posteriormente en todo el proceso de elaboración. Este sistema asegura el máximo aprovechamiento de los recursos y una forma de producción respetuosa con el ecosistema.

Su método productivo se articula en base a dos principios básicos de actuación: la optimización del producto obtenido en el medio natural y la exigencia y regularidad de los controles. Cada vez más, los consumidores demandan productos de mayor calidad, más transparencia y accesibilidad a la información, con más controles en origen. “Debemos dar a conocer este método de cultivo que se considera la antesala del ecológico y que cumple con unos controles muy exigentes supervisados por técnicos cualificados específicamente para este cultivo”, explican desde la dirección técnica.

“Los procesos de modernización en I+D+i son fundamentales para continuar avanzando -enfatizan- por ello contamos con un departamento que analiza las necesidades de los consumidores y, partir de los datos que se extraen, poder definir técnicas que mejoren nuestros productos”.

VISITE SU WEB